MINISTROS VOLUNTARIOS DE SCIENTOLOGY: Llevando ayuda siempre y dondequiera que se necesite

MINISTROS VOLUNTARIOS DE SCIENTOLOGY:
LLEVANDO AYUDA SIEMPRE Y DONDEQUIERA QUE SE NECESITE

En respuesta al aumento del crimen y la violencia a finales de los 60 y comienzos de los 70, L. Ronald Hubbard fundó el Programa del Ministros Voluntarios. Fue diseñado para proporcionar las herramientas prácticas para crear comprensión y compasión. Por otra parte, esas herramientas fueron concebidas expresamente para uso de scientologists y de no scientologists igualmente. Así nació un movimiento de amplio alcance con individuos de todos los sectores de la vida dedicados a la prestación de asistencia en el lugar y a las comunidades de todo el mundo. Durante los últimos 30 años, los Ministros Voluntarios de Scientology han proporcionado servicios de emergencia en más de 128 de los peores sitios de desastre.

Si bien nadie podría haber predicho la violencia con que los acontecimientos de las Torres Gemelas arrancarían el barniz social de la sociedad, el Sr. Miscavige vio claramente que era tiempo de que los scientologists redoblaran sus esfuerzos para ayudar a su prójimo.  La actual y legendaria directiva internacional publicada fue titulada la Llamada de Alerta. Esto inspiró el asombroso crecimiento del Programa de los Ministros Voluntarios.  El día 11 de septiembre de 2001, habían 6,000 ministros voluntarios por todo el mundo.   Hoy, se encuentran entre las organizaciones independientes de auxilio más reconocidas del mundo con unos 200,000 Ministros Voluntarios preparados para la acción internacionalmente.

Un Ministro Voluntario de Scientology no cierra los ojos ante el dolor, la maldad y la injusticia de la existencia. Un Ministro Voluntario de Scientology es una persona que ayuda a sus semejantes de forma voluntaria ayudándoles a recobrar el propósito, la verdad y los valores espirituales en sus vidas. Los Ministros Voluntarios viven según el lema de “Se puede hacer algo al respecto”.