EL CAMINO A LA FELICIDAD: Restableciendo la Fraternidad del Hombre

EL CAMINO A LA FELICIDAD:
RESTABLECIENDO LA FRATERNIDAD DEL HOMBRE

El Camino a la Felicidad de L. Ronald Hubbard está compuesto de 21 preceptos, cada uno partiendo del hecho de que la supervivencia de uno mismo depende de la supervivencia de todos los demás, y que sin la supervivencia de los demás, no se puede alcanzar ningún júbilo ni alegría.

En el transcurso de las décadas desde que fue publicado, unos 85 millones de ejemplares del folleto han pasado de mano en mano, inspirando un movimiento que no se parece a nada que este mundo haya visto alguna vez. Pero en vista de todo lo demás que este folleto podía llevar a cabo, en el 2003 el Sr. David Miscavige encabezó el establecimiento de la sede de la Fundación Internacional de El Camino a la Felicidad en Glendale, California.

Aquí, educadores, ejecutivos corporativos, legisladores y dignatarios aprenden a implementar El Camino a la Felicidad para beneficiar a sus comunidades, empresas y naciones. Para satisfacer esta demanda siempre creciente, la sede imprime según las necesidades y permite que se impriman los folletos en cualquier cantidad y en cualquiera de los 95 idiomas.

Para ilustrar esos preceptos, la Iglesia de Scientology ha patrocinado la producción y retransmisión de una serie correspondiente de videos informativos.   Estos se presentan con el espíritu del libro en sí, que es un mapa hacia una vida más feliz a través del uso de los valores de la compasión y la bondad que todo miembro de la sociedad aprecia profundamente. Adicionalmente distribuidos internacionalmente y hechos disponibles a petición se encuentran las guías del educador para complementar el uso de los videos informativos en un entorno escolar.

Después llegó la producción del largometraje basado en el libro completo de El Camino a la Felicidad.  Describiendo los 21 preceptos en formato de película, los preceptos cobran vida y con de forma clara transmiten el significado del libro y la importancia vital de los valores morales no sólo para la vida propia sino para los que conviven contigo.

Actualmente, los 21 Anuncios de Servicio Público describen los preceptos de El Camino a la Felicidad saliendo al aire en una variedad de medios de comunicación que abarcan desde autobuses urbanos en Chicago y los partidos de rugby de Samoa hasta las áreas de restaurantes en Estados Unidos y las cadenas de televisión de cada continente.

Una red internacional de voluntarios y simpatizantes de la Fundación de El Camino a la Felicidad ahora se extiende a lo largo de 135 naciones.  Además, representantes de grupos dedicados a mejorar los estándares morales continúan adoptando este folleto para su propio uso.

Organizaciones e individuos tan variados como la Policía Nacional de Honduras, el Secretario General de la Cruz Roja de Filipinas y el Presidente del Congreso sobre Igualdad Racial del Estado de California ahora distribuyen ejemplares personalizados del folleto. Como un ejemplo adicional del largo alcance en el uso de este folleto, la Policía Nacional de Colombia ahora utiliza el folleto de El Camino a la Felicidad para entrenar a todos sus miembros y distribuye ejemplares de forma amplia a los ciudadanos de Colombia.