¿Tiene Scientology Doctrinas que tengan que ver con el Cielo o el Infierno?

¿TIENE SCIENTOLOGY DOCTRINAS QUE TENGAN QUE VER CON EL CIELO O EL INFIERNO?

Los scientologists creen que las personas son seres inmortales, que han vivido antes y volverán a vivir, y que su felicidad futura e inmortalidad como seres espirituales depende en como ellos se conduzcan a sí mismos en el aquí y el ahora. Tal como L. Ronald Hubbard escribió en Scientology: Los Fundamentos del Pensamiento:

“Es obvio que lo que creamos en nuestras sociedades durante esta vida nos afecta durante nuestra siguiente vida. Esto es muy distinto a la ‘creencia’ o la ‘idea’ de que esto ocurre. En Scientology, tenemos muy poco que ver con forzar a la gente a sacar conclusiones. Una persona puede experimentar estas cosas por sí misma. Y a menos que pueda hacerlo, nadie espera que las acepte. 

“La manifestación de que nuestro Más Allá sea nuestra ‘siguiente vida’ cambia por completo el concepto general del destino espiritual. No hay conflicto alguno con los fundamentos de ninguna fe, ya que uniformemente ninguna religión afirma con precisión que uno vaya de inmediato a un Cielo o a un Infierno. Es seguro que el individuo experimenta en su siguiente vida el efecto de la civilización en cuya creación ha tomado parte. En otras palabras, el individuo regresa. Es responsable de lo que suceda hoy ya que lo experimentará mañana”.

El sentimiento de responsabilidad social es reforzado cuando, en el curso de la participación en servicios de auditación y entrenamiento, los scientologists se dan cuenta que ellos realmente son seres espirituales que han vivido antes y volverán a vivir. El resultado de darse cuenta de esto es un estándar más elevado de ética y principios morales. El mundo que uno hace hoy es el mundo al cual uno regresará mañana y uno vive con los frutos de sus trabajos o con el resultado de sus transgresiones en las vidas por venir. 

Este no es simplemente un concepto abstracto concerniente al futuro del estado de la sociedad. También aplica directamente a la condición espiritual de uno mismo. Un precepto fundamental de Scientology es que las personas son básicamente buenas, pero se han aberrado a través del contacto con el universo físico y por lo tanto cometen actos dañinos. Estos actos reducen el estado de consciencia y capacidad de la persona y causan un retroceso en ella dentro de una espiral descendente de infelicidad y miseria. Mediante Scientology, una persona puede confrontar sus acciones, tomar responsabilidad por ellas, y llegar a conocer y experimentar la verdad de nuevo. 

Scientology busca la completa inversión de esta espiral descendente y el logro de libertad espiritual para el individuo y la sociedad en general.

Scientology comparte la meta de la salvación espiritual que existe en muchas fes tal como el Judaísmo, el Islam, Cristianismo, el Budismo y el Hinduismo. Aunque los términos en los que la salvación se debe lograr difieren en Scientology, la meta espiritual para salvar el alma es algo en común compartido con muchas fes.