Énfasis en la aplicación

ÉNFASIS EN LA APLICACIÓN

El entrenamiento es el modo de aprender la tecnología de Scientology. La tecnología implica su uso. Existe un vacío entre el conocimiento y la aplicación de este. Al entrenarse, la persona llega a ser capaz de usar las verdades que se encuentran en Scientology para mejorar realmente las condiciones en la vida.

La práctica de Scientology hace hincapié en la aplicación. ¿Qué es lo que se debe hacer exactamente para reunir a un padre y a un hijo, para aliviar el sufrimiento de una viuda o para arreglar un matrimonio que está fracasando? Otras religiones y prácticas promueven que hay que mantener la fe, resolver las diferencias o aguantar con dignidad. Pero ese consejo, por muy bien intencionado que sea, ¿hace cambiar algo realmente?

Cuando un scientologist participa en un curso de Scientology, que tiene por objeto darle los medios necesarios para mejorar cualquier relación, él realmente adquirirá una comprensión del tema y, lo que es igualmente importante, la destreza para aplicarlo.

Ejemplo

Supongamos que un scientologist tiene que hacer frente al posible divorcio inminente de un amigo. Un scientologist entrenado ha aprendido por qué fracasa un matrimonio (cualquier matrimonio). Él comprende por qué deja de haber buena comunicación entre la pareja y cómo va disminuyendo la afinidad. Al saber esto, puede hacer algo efectivo por salvar un matrimonio. Conoce métodos para restablecer la comunicación entre un marido enemistado y una mujer resentida, y para volver a encender el amor casi extinguido por las transgresiones matrimoniales.

El entrenamiento de Scientology le da algo que ninguna otra cosa puede darle: un medio que verdaderamente funciona para hacer frente a las situaciones reales de la vida. Alguien que sólo ha participado en la auditación como preclear podría entender parte de un problema que tiene en su propio matrimonio, pero no lo comprenderá totalmente, y mucho menos tendrá las destrezas necesarias para ayudar a otras personas a comprender los suyos.

Así pues, la práctica de Scientology incluye invariablemente el adquirir conocimiento a través del entrenamiento en los principios de Scientology. Al aprender el tema, se llega a poseer la filosofía de Scientology para sí mismo, y así se es capaz de mejorar la propia vida y las vidas de los demás.