Principios de Scientology, Scientology: Un Conocimiento de la Vida

SCIENTOLOGY: UN CONOCIMIENTO DE LA VIDA

El símbolo de Scientology es una Spuesta sobre dos triángulos. La “S” significa Scientology. Los dos triángulos representan conceptos importantes en la religión de Scientology. El triángulo inferior está formado por afinidad, realidad y comunicación, que juntos equivalen a comprensión. El triángulo superior consiste de otro conjunto de factores estrechamente interrelacionados: conocimiento, responsabilidad y control.

A pesar de todo lo que Dianética resolvió en el campo del comportamiento humano y de la mente, aún quedaba una pregunta muy importante sin respuesta. Cuando alguien miraba un cuadro de imagen mental, ¿quién miraba ese cuadro?

El descubrimiento llegó en el otoño de 1951, después de que L. Ronald Hubbard observara a muchísimas personas que usaban Dianética y encontrara una característica de experiencia y de fenómenos comunes. Después de revisar cuidadosamente todos los datos relevantes de la investigación, aisló la respuesta: el Hombre no era su cuerpo ni su mente, sino un ser espiritual. Esta era la fuente de todo lo que es bueno, decente y creativo en el mundo: el ser individual mismo. Con este descubrimiento, L. Ronald Hubbard fundó la religión de Scientology, ya que había entrado firmemente en el campo que tradicionalmente pertenecía a la religión: el campo del alma humana.

Sin embargo, el término alma había llegado a tener tantos significados diversos por su uso en otras religiones y prácticas que se necesitaba un término nuevo para dar la connotación precisa de lo que se había descubierto. El término que LRH eligió fue thetán, de la letra griega theta, (símbolo theta el símbolo tradicional para pensamiento o vida.

Un thetán es la persona misma, no su cuerpo o su nombre o el universo físico, su mente ni ninguna otra cosa. Es aquello que esta consciente de estar consciente; la identidad que ES el individuo. Uno no tiene un thetán, algo que uno guarda en algún sitio lejos de sí; uno es un thetán.

Al llegar a este punto, fue muy pertinente para la investigación de L. Ronald Hubbard su examen del fenómeno conocido como exteriorización. Aunque diversos textos religiosos hacen mención de ello, ninguno había considerado el asunto con tan cuidadoso escrutinio. A partir de esta investigación, él concluyó que el thetán es capaz de dejar el cuerpo y existir de forma independiente de la carne. Exteriorizada, la persona puede ver sin los ojos del cuerpo, oír sin los oídos del cuerpo y tocar sin las manos del cuerpo. Anteriormente el Hombre había tenido muy poca comprensión de esta separación de su mente y de su cuerpo. Con la exteriorización que se puede lograr en Scientology, una persona adquiere la certeza de que es ella misma y no su cuerpo.